La composta ¿qué es y para qué sirve?

La compostaLa composta. Para todas aquellas personas que les gusta tener plantas ya sea en pequeñas macetas o enormes invernaderos, plantas de sombra o frutales, sabemos muy bien que el tener una planta sana y fuerte es primordial, además de que, al tener plantas sanas, ayudamos al medio ambiente. Existen miles de formas de mantener una planta sana, pero la mayoría  con químicos, la mejor manera de mantener una planta fuerte y un fruto saludables es usando composta.

La composta es un abono orgánico el cual mejora la estructura y fertilidad de la tierra en dónde sembramos nuestras plantas; la composta se forma a través de la degradación microbiana de materiales organizados en capas y sometido a un proceso de descomposición natural.

El hacer nuestra propia composta es muy fácil además de sana ya que la descomposición natural mineraliza los materiales, dándole a la tierra más nutrientes, es económica y fácil de implementar en nuestros huertos o macetas.

 

Beneficios:

La composta

Mejora el crecimiento y salud de las plantas.

Optimiza las propiedades físicas y químicas de la tierra y hace que la tierra sea óptima para el sembrado.

Aumenta la retención de humedad.

Amortigua los cambios de Ph en el suelo.

Disminuye los cambios bruscos de temperatura y crea un ambiente agradable para la planta o semilla.

La composta está conformada por lodo, estiércol, residuos sólidos de plantas y frutas, etc. Todos estos elementos se someten a un proceso llamado compostaje. Al estar lista, queda con un aspecto terroso, sin olor alguno y libre de patógenos.

La compostaSi quieres hacer tu propia composta casera.  Puedes usar hojas secas o restos de césped seco, estiércol de animal de corral y maleza joven. Todos estos elementos son de desintegración rápida, pero puedes mezclarlos con restos de fruta y verdura bien picada, y un poco de ceniza de madera, los cuales son restos de descomposición lenta.

Para iniciar el proceso de compostaje debemos de formar pilas dentro de un bote. Debemos colocar una capa gruesa de aserrín o tierra, aproximadamente de 6 centímetros. Ponemos los desechos ya mencionados y a continuación se coloca una segunda capa de tierra. Se rocía un poco de agua y se espolvorea un poco de cal para evitar malos olores. Se tapa y se deja hasta que se vuelva composta.

Recuerda que el evitar productos químicos ayuda a conservar el ambiente. Contribuye a tener un planeta sano. En Orisun nos preocupamos por el medio ambiente y ayudamos promoviendo el uso de la energía solar a través de paneles solares. Reducimos el gasto en energía solar hasta un 90%. Te invitamos a tomar conciencia y poner tu granito de arena para cuidar el planeta.

Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 5 =