Autos solares ¡una realidad!: Los vehículos a lo largo del tiempo desde su creación han evolucionado con las nuevas tecnologías, desde el auto impulsado por vapor, hasta el auto eléctrico. Diversas empresas automotrices han querido dar el siguiente paso, autos solares, los cuales son muy similares a los autos eléctricos aun que su única diferencia es la fuente de energía de donde obtienen su carga.

Los autos solares llevan instaladas celdas solares en toda su carrocería las cuales convierten las radiaciones solares en energía eléctrica, estas llevan la energía a una batería solar la cual almacena o se distribuye al motor.

Uno de los principales problemas con los que se encontraron al realizar pruebas, fue la poca autonomía ya que las celdas no transmiten la suficiente energía para cargar las baterías solares al instante, haciendo que el auto consuma más energía que la que se almacena, como el auto necesita mas placas solares y estas se instalan en su carrocería pierde aerodinamismo, por lo tanto, las celdas solares se limitan a las dimensiones que tenga el auto.

Los primeros autos solares

Al paso del tiempo comenzaron a ser resueltos estos problemas de manera ingeniosa, una de las primeras marcas en resolver estas desventajas fue la marca alemana quienes optaron por hacer un auto alternado, es decir que no dependa al 100% de la energía solar ya que las baterías solares son capases de proporcionar energía a un auto para recorrer 250Kl.

Después de este recorrido se alternan las baterías eléctricas las cuales trae cualquier auto eléctrico, esto representa un gran ahorro en la batería eléctrica ya que diariamente en condiciones optimas el auto solar podrá ser autónomo durante 250Kl recorridos. Al parecer el primer auto solar saldrá el próximo año 2019 y tendrá un costo aproximado a los 20 mil euros.

Cómo funciona

Es muy sencillo de explicar el funcionamiento del auto, el auto tiene las mismas cualidades y funcionamientos de un auto eléctrico, solo que contará con baterías solares (además de las batería eléctricas), estas son recargadas por celdas solares que están colocadas en las áreas de mayor exposición al sol de un auto, claro, repartidas estéticamente para darle una mejor presentación al auto, las celdas solares a su vez adsorben la radiación del sol y la convierten en energía dándole así el nombre de autos solares.

Todas las industrias automotrices optan por esta práctica solución, la alternación de energía eléctrica con solar para el desarrollo de sus autos solares, la celda solar de un auto recaba apenas un 15% de energía y se necesita como mínimo un 28% de energía recabada por celda para que un auto solar pueda ser autosustentable, desde entonces se siguen haciendo modificaciones a las celdas solares desde diversos materiales tanto en el cuerpo de la celda como en sus transistores, hasta el momento solo se ha logrado un 19% pero se espera que en los próximos años podamos tener autos solares sustentables al 100%.

Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *